Es evidente que el paso de los años actúa sobre el aspecto de la piel que progresivamente se adelgaza, pierde su textura, se muestra más blanda y áspera y aumenta su transparencia. Pierde humedad y elasticidad, lo que facilita la aparición de arrugas. La circulación de la piel disminuye, y aparecen manchas cuando se rompen los capilares.



Ante la menopausia cada vez hay más mujeres que buscan alternativas naturales a la terapia hormonal sustitutoria por sus efectos secundarios derivados.

Fitoterapia y menopausia

  • Sofocos: el trébol rojo posee niveles de isoflavonas entre 10 y 20 veces más altos que los contenidos en el haba de soja. Ayuda en gran medida a disminuir la frecuencia e intensidad de sofocos y la sudoración nocturna.
    La Salvia y el aceite esencial natural de ciprés son también dos plantas con un efecto muy potente a la hora de disminuir los sofocos.
  • Ansiedad e insomnio: la Pasiflora, el Hipérico o Hierba de San Juan, la Valeriana, y el Espino blanco son algunas de las más utilizadas.
  • Problemas circulatorios: el Ginkgo Biloba, el Hamamelis y el Castaño de Indias suelen aliviar la mayoría de los casos.
  • Colesterol, triglicéridos: el Ajo, la Onagra, la Borraja, la Linaza, el aceite de semillas de cáñamo, etc.
  • Cansancio, depresión, falta de deseo sexual: la Maca Andina y la Damiana.

En los cuidados generales en la menopausia deber destacar

  • Dieta equilibrada: evitar el café, tabaco, alcohol, el exceso de sal (favorece la pérdida de calcio a través de la orina) Cuidar el aporte de ácidos grasos Omega 3 (pescado azul, germen de trigo, semillas de lino, de cáñamo…) ya que reducen el colesterol y los triglicéridos. Los alimentos ricos en Omega 6 (aceite de Onagra, Borraja, Lino, etc.) ayudan en el equilibrio hormonal e hidratan la piel. Tomar alimentos ricos en Isoflavonas como la Alfalfa (especialmente germinada) y la Soja en sus diferentes presentaciones (leche de soja, tofu, germinados, soja como legumbre) y sobre todo salsa de soja, Miso y Tempeh ya que al ser fermentados su absorción es mayor (muchos especialistas recomiendan que sean de cultivo ecológico y sin manipulación genética)
  • El ejercicio físico: disminuye el estrés y la tensión muscular, aumenta la capacidad de oxigenación tisular, mejora nuestro estado de ánimo, la adaptación hormonal y parece mejorar la absorción de calcio (cuando se practican ejercicios muy suaves con pesas)
  • Abrirse nuevas expectativas en la vida: en esta edad los hijos ya son mayores y suelen independizarse. Buscar nuevas aficiones (pintar, estudiar, viajar, relacionarse más con los amigos, etc.) nos ayudarán a ver que aquí no termina la vida si no que empieza otra etapa muy enriquecedora.