Durante Octubre se conmemora el mes de la lucha contra el cáncer de mamas cuyo pilar se asienta en la temprana detección.

El cáncer de mama es el cáncer más frecuente en las mujeres, aunque afecta a todas las personas que tengan glándulas mamarias. En Argentina en 2018 hubieron alrededor de 21 mil casos y cerca de 6 mil muertes aproximadamente, la falta de autoexamen y diagnóstico temprano deriva en esta alta tasa de mortalidad.

La detección precoz es la piedra angular del control de esta enfermedad. Del Plata Salud está comprometido con el bienestar de nuestros clientes por lo que te traemos todo lo que tenes que saber para prevenir y detectar de forma temprana.

 

¿Quién puede tener cáncer de mamas?

Si bien todas las personas con glándulas mamarias podrían tenerlo, siempre están los factores de riesgo que aumentan las posibilidades de desarrollarlo. El cáncer de mamas es multifactorial, lo que significa que hay muchas variables que pueden potenciar su aparición, como factores hormonales, de alimentación, estilo de vida y los antecedentes heredo familiares. Si en una familia lo han presentado madre, tía y abuela, entonces hay mayor probabilidad de que alguien de ese círculo familiar pueda desarrollarlo.

Medidas de prevención

Para prevenir la aparición del cáncer de mamas hay varias medidas de prevención que se pueden tomar, la principal y recomendada por la Organización Mundial de la Salud es la de introducirel autoexamen de mama. Este examen personal consiste en mirarse las mamas en el espejo y ver si hay simetría, tanto en el tamaño como en la altura - en donde comienzan y donde terminan-, examinar si hay bultos, palpar y conocer la consistencia de las mamas. Además de ver si hay secreción de algún tipo cuando se aprietan los pezones porque todos estos signos forman parte del cuadro clínico del cáncer de mamas.

Si en el autoexamen de mamas son identificados algunos de estos síntomas, hay que tener en cuenta y analizar las fluctuaciones hormonales y físicas. Por esto, es buena idea hacerse el autoexamen a la mitad y al final del ciclo para ver si los síntomas persisten porque, por ejemplo, después de la ovulación las mamas cambian su temperatura.

En el caso en el que los síntomas persistan, es necesario asistir al médico para que se pueda diagnosticar a través de ecografías y biopsias.

El cuerpo habla

Las alertas que nuestro cuerpo nos puede dar en caso de un cuadro de cáncer de mamas y a las que debemos estar atentos son: endurecimientos, retracción de la piel o los pezones, que el pezón emane liquido sanguinolenta, crecimiento de tumores o la presencia de linfonódulos– son como pelotitas duras bajo la piel- en las mamas, las axilas o a la altura de la clavícula.

Tratamientos

Los tratamientos dependen mucho de cada caso, estadio y persona en particular, pero  se puede recurrir a la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Hay casos en los que no se presentan síntomas, por lo que el sistema de salud indica que todas las mujeres de 40 años deben practicarse una mamografía de forma anual.

En el caso de niñas, adolescentes y mujeres menores de 40 años el tejido de la mama es diferente por lo que se indica la eco-mamografía y la extracción de una muestra para analizar.

Después del tratamiento se recomienda hacer un seguimiento para ver el estadio del cáncer. También, es recomendable que psicólogos y psiquiatras acompañen a las pacientes y las asesoren en decisiones durante el tratamiento, como por ejemplo adquirir implantes o tatuarse en los casos en los que se deben extraer la mama.